La belleza también se vende cruda.